La droga de la mente...

La gente sigue pidiendo por multimedios que apunten a hablar de males lejanos... Piden generar polémicas y dramas en torno a lugares reales pero que nunca puedan ver.
Piden que los multimedios los perdonen y hablen bien de ellos y sus líderes, que la maldad resida en otro lado.
¿Cómo vivir y convivir con aquellos que defienden ser esclavos de tiranos sin rostro? Viven a través de las imágenes que comparten e imponen, pero que nunca las sufrirán ellos.

Related Articles

Blog Archive

Google+ Followers