La lástima es alérgica a la dignidad...

En las antípodas una de la otra... Porque no es lo mismo tener la frente en alto que mantenerse a gachas.

Related Articles

Blog Archive

Google+ Followers