Mi cumpleaños número 31


Nunca pensé que llegaría a los 31, tampoco que terminaría mi casa o la universidad, enamorarme o viajar para conocer lenguas únicas y mares de ensueño.
Principalmente nunca pensé que tendría amigos porque siempre me costó cultivar las amistades.
Sin embargo la vida me dio, y me sigue dando, muchas oportunidades como también amigos entrañables... Donde fallé en seguir caminando ellos me levantaron, me hicieron sentir querido y acompañaron hasta que pudiera volver al ruedo.
Ese es el secreto de mis festejos de cumpleaños, darles las gracias y dedicarles a ellos mi día y vida.

Related Articles

Blog Archive

Google+ Followers