Llegará un día...

...Que hablaré de eslavos y sus costumbres, de cómo comenzaban sus edictos en un atril para luego terminar en una esquina oscura del bar típico, contra todo pronóstico, para confesarse sobre los pecados comunes de nuestros pueblos.

Related Articles

Blog Archive

Google+ Followers