Celebramos atributos dudosos, y anhelos, en lo ajeno...

La inspiración y fuerza para accionarse a uno mismo carece de culpa y desidia.
Separar la admiración de contemplación e idolatría.

Related Articles

Blog Archive

Google+ Followers