Las formas de la agresión


Tenemos agresiones físicas, emocionales, mentales e incluso también espirituales.
La agresión se puede expresar en diferentes áreas y con infinidad de formas y siempre son juegos de boicot, generalmente inconscientes. Fundamentalmente tienen dos grandes asentamientos, en las culpas; las cuales activan agresiones que pasan a ser autocastigos; y la desvalorización, por ejemplo, yo me desvalorizo, entonces en una situación determinada no me supe defender, por lo tanto me culpo y me castigo.
De aquí pueden surgir el alcohol, el cigarrillo o relaciones en donde generamos dependencia, me enamoro de quien me puede lastimar. Es una forma de poner mi agresión afuera.
También puedo hacerlo con las "gratificaciones" en las que de alguna manera me estoy asegurando pasarlo mal después. Por ejemplo, planear un viaje que no puedo pagar o no puedo hacer, por lo cual no voy a poder disfrutar lo que compré. Planear un viaje a la nieve cuando sé que el frío me trae muchos problemas. Comer chocolate porque me encanta sabiendo que le tengo alergia y que mi cuerpo no lo tolera, etc.
Hay enfermedades que nacen directamente del patrón de la agresión, como los cálculos en la vesícula, los tumores, quistes, etc. Está también el "trabajólico" o sea el adicto al trabajo. Estos son los que dicen, "trabajo tanto... me voy a gratificar" y lo hace con cosas como fumar de más, comer de más, tomar de más, etc. Todas estas "gratificaciones" nos van a llevar a tener problemas físicos después. En las relaciones "obsesivas", ya sea de pareja o con amigos, está jugando la agresión; en donde nos sentimos invadidos y no sabemos como defendernos, o en una relación con una persona que nunca quiera o pueda hacer nada y esto me obligue a mí a trabajar por dos, tomar decisiones por dos y me sienta agobiado por responsabilidades que no puedan ser compartidas. Sería bueno observar nuestro entorno y ver cuales son nuestros verdaderos momentos de disfrute, en donde realmente nos sintamos bien, a todo nivel; sin que haya después ninguna consecuencia que no sea buena para nuestro ser y nuestra vida.

Anacelis Castro

 

La Crítica



Se considera crítica a toda afirmación o pensamiento que se realiza hacia personas o cosas y que llevan implícito solo la intención de mostrar algo negativo sin hacer el debido análisis

de todos los elementos que rodean al mismo.

Es una emisión altamente negativa, ya que, generalmente, carece de los principios básicos

Del amor y de la comprensión.

Se distingue principalmente, porque tiene consigo una consigna de superioridad de quien lo hace, por lo tanto, se puede decir que uno de los patrones de conducta que intervienen en

Toda crítica es: LA SOBERBIA

El origen, casi siempre, está en una consigna de desvalorización que se activa y desde ésta se acciona un mecanismo de soberbia desde el que comienza a emitir.
Cuando esto sucede, generalmente, se comienza a criticar a casi todo y a todos, es cuando

Se diría "no encontramos nada bien"

Esto va a generar una sensación interna de enojo que se trasmite y provoca discusiones con los que están alrededor, todo esto refuerza a la desvalorización y con esto a la soberbia, vale decir, que de entrar en esta rueda, se podría encontrar con un sinfín que solo conduce al ser cada vez más abajo, ante los demás y lo que es peor ante sí mismo.

Los primeros pasos que nos llevan a criticar podrían ser:

Ü

ß            Ý

INSEGURIDAD

(Hago, no hago)

ß

 

DESVALORIZACION

(Puedo, no puedo)

ß

ENOJO
AUTOCRITICA

ß

ME SUBESTIMO

ß          Ý

Þ

 

 

 

Related Articles

Blog Archive

Google+ Followers